Un nuevo medio: lienzo en blanco

con No hay comentarios

D I A   6 9   - 2 9 6

 

Cómo se escribe? Desde donde nace lo que las palabras cuentan? Cómo se traza un movimiento? Cómo se plasma un movimiento en un papel que percibo con límites?

Capaz que todas estas preguntas tienen respuestas nuevas en cada instante.

Torpeza para escucharlas todas? no tan solo prisa y poco entendimiento de que esto no se apresa, se vive y se va viendo de qué se trata en el mientras tanto. Pero me concedo el mirar desde donde, y es desde aquí, desde donde parece que apresa, desde donde estoy, mi realidad.

Aquí y ahora, desde este punto de vista, veo, me concedo verlo y llevar conmigo una nueva perspectiva que aporte los atajos para llevarme por entera.

 

 

 

Llevo días despertándome sin nada claro que ver. No hay claridad, y sí un trazado a moverme. Nada más. En la no claridad me dibuja una intención de aclararlo. Quizás así me entero y así me tranquiliza, para quedarme aquí un rato y así ver que respiro.

Aquí, quieta, en esto que conozco.

Sin embargo, el propósito, el movimiento, suena y no llama a la puerta para ver si la dejas pasar. Sino que pasa, y te comparte, y te experimenta. No hace nada para que nos quedemos precisamente quietos y tranquilos en el mundo conocido. Sino que te apremia a ver que de nosotros no depende, que va, y que se enciende, y está en nosotros verlo.

Entonces, desde ahí estallas en mil pedazos y te ves en todos.

Y sabes que ésto no es para tí, es para todo.

 

 

 

Aquí no pasa nada, y en el encaje, eso significa todo. Cayéndonos en la cuenta que el propósito no está a cargo del humano. Desde ahí, no se le concede al humano margen de error, ni medio para usar su mayor fuente de combustible. Desde ahí, está más bien dedicado a la labor que tiene de apresar, y poder ver con claridad, lo que conoce y poder darse por enterado. Darse por enterado. Si fuera así no tendría ni que molestarse en abrir el libro de su historia, por haber llegado al final.

Y, el trazo de movimiento, y la lógica desde donde enlaza, nos está diciendo todo el rato que nada está acabado y es eso lo que se quiere expresar.

 

Respiremos esta versión nueva, el propósito no llama a la puerta, sino que está sin que el humano tenga que hacerse cargo. Está, sin más. No hay emoción que invada para definirte un propósito. Por tanto, ni pertenencia particular alberga el propósito. Quizá, está sin que podamos pasar por estar enterados y, mucho menos, que estemos haciéndonos cargo.

Sin embargo, somos parte y eso es nuestra particularidad disponible.

Un hablarnos nuevamente todo el rato, que esto que aparece tiene otros nuevos criterios que estamos por contarnos. 

Y por debajo de todo eso, todo lo que tiene una densidad y veo palpable.

Y por encima de eso, todo.

 

 

Soy la misma, y ya no soy la misma, todo ha cambiado.

 

El punto desde donde me nace lo que me nace ha cambiado.

 

 

 

 

Me hago preguntas en el significado de ofrecerme la perspectiva del lienzo en blanco, dejando que el propósito se mueva y que el vacío me experimente. Ver cómo traduzco los caminos que llegan a través de formas, palabras, diálogos con unos y otros, texturas y olores de la naturaleza, de aquello que luce en el mientras tanto del contexto que rodea, de la lógica que sustenta esta perspectiva y que le pertenece al género, y de lo inerte que ofrece el blanco potenciador. Se trata de ésto, mi   de se o   de ofrecerme el espacio para que ésto pueda contenerse, esperarlo, y ni molestarme de lo obsceno e impúdico que puede llegar a ser todo un espacio en blanco, desdibujado y desconocido. Sino que me vincule de una forma consciente, enterándome que formo parte de un diseño y comunicación con algo tan vivo como inerte, y enlazado a algo tan amplio como la Tierra.

 

 

 

 

Música: Kiasmos

#dialogocreativo #comunicacioncontucentro #desdeelvinculo

Te cuento más por aquí la propuesta para dialogar..

Dejar un comentario