En el no saber encuentro mi resonancia

con 1 comentario

D I A 40 del 2016

 

Con tus aportes perteneces al momento cuando dejas que nada te diga aquello que nunca escuchaste. Te haces sentir rara cuando agotas el momento de querer pretender una algo que suceda en el momento en el que quieras, pero no responde de ese modo en tu resonancia. La resonancia es un velo sin velo, es ver aquello con tus ojos pero esperar que no ves nada, no sabes nada, no puedes llegar a comprenderlo de completo del modo en el que conoces cómo se hace. Se hace y sin más. No responde a nada más. Se hace en la vivencia de encontrarte en ella. Suelto el entender, observar la puerta de entrada a algo que tú misma sientes en tu interior, de aquello que nunca antes estuvo abierto porque quizá no creías que ni estuviera ahí para abrirlo.

Es una fotografía de aquello que anhelaste pero que ahora es una realidad que se muestra cuando respiras, cuando recoges, cuando siembras, cuando permites que todo aflore de la tierra de la misma manera que nada está en todo, y el vacío todo lo envuelve. Porque en el saber que no sabes, es el resonar que estás ahí para bailarlo y entender que nada de lo que tú quisiste aparecerá, sino que será aquello que pertenece en el instante, que es lo único que se te presenta para vivirlo y desde ahí que abras los brazos a darte por entera, verte en cómo es eso que haces, cómo es eso que sientes, cómo es eso que dices.

Ahí está la nada, en cada cosa que digo, en cada cosa que transito,

hay modos, maneras de entender pero una sola para vivirlo. Única.

 

 

 

Un comentario

  1. Virginia de la Calle
    |

    Me resuena mucho saber que no sé para así poder sentir un saber-me más sutil, más aquí, más en mí.
    Me maravilla como la luz del vacío te envuelve en la foto, precioso tu aflorar 😉 Un abrazo Vir

Dejar un comentario