El proceso se va dando

con No hay comentarios

Tanta prisa por comenzar y no me doy cuenta que ya está. Ahí está todo lo que andaba buscando pero no es el regalito enfundado en una corona de pétalos, es un tránsito que me pasa por encima para que yo misma visite lugares nuevos donde nunca me he hallado. Eso está, ni bien ni mal, me coloca en lugares extraños, me posibilita crecer, ampliar la mirada del vacío que asiste en todo momento. ¿Porque acaso me creí algo diferente? Soy luna, soy tierra, soy estrellas, soy tú y soy yo.

La prisa de dar lugar a un resultado, una respuesta concreta en el otro.......una respuesta en mí, como un autómata primitivo que siempre repite las mismas cosas........ sin conocer que ya ve. La llave de hallarse en diferentes maneras de mirar y mirarse, nuevos ojos lógicos, diferentes perspectivas simultáneas. Todo referenciado a una lógica previa.

Varios personajes a la vez, uno mirando al pasado, otro arriba al Origen, el vacío, y el otro dormido en un ensueño........... creer que el proceso se hace y no te hace, tener la sensación de venir de un lugar cuando ni por asomo me habito en él, es un sueño de aquellos que prometen algodones. Sueños de emprender, pensar y accionar una productividad y dinamismo, inherente a algo imposible, que no pasa por un ciclo de principio y final. Trampa que yo misma me creo. Me observo crecer en mi mentira. No hay un crecer real sino es hallándome en el crecimiento certero que significa eso mismo. Pero eso mismo, sucede. El tránsito de observarte donde estás en cada momento.

El proceso se va dando, el tránsito pasa por mi entraña, y eso es realmente lo que sucede. El resto son cosas que creía que debía sujetar. Creencias, que dejo ir, son combustibles para mi andar a la deriva, mi apertura de conciencia. Todo está, ni bien ni mal. No me coloca en un lugar mal por hallarme asustada, estoy en el susto, eso sé, me hallo y me habito totalmente en él. Nada es lo que parece. Aparecen dos vías para ser observadas. De ahí nace mi tránsito, de ahí sigue el proceso. Emociones, energía en movimiento que me sirven de brújula.

 

El tránsito y el proceso pasa por mí sin que le de a ningún botón. El botón nunca existió.

Un proceso que crece sin prisas.

Es más liviano si conocemos su lógica previa.

 

 

Dejar un comentario