Reencuentro 1

Sostenida y habitada - hermosas conversaciones

¿ Alguna vez has creado sobre el reencuentro contigo misma? ⠀

Si no lo has hecho antes, puede ser una oportunidad de abrir hermosas conversaciones. ⠀

Todo puede ocurrir allí dentro mientras creas. También acerca de tu escucha, tus modos inesperados de tomar procesos y de ser cuando te alcanzas. ⠀

Muchas veces no tengo claras las cosas, y me quiebro, y me ofrezco profundamente mi observación y confiar en la sostenibilidad creativa que vivo cada día. Compartirlo entre todos hace que lo ame tan natural desde lo profundo. ⠀

Nunca imaginé que crear mi propia historia de reencuentro, desde mi propia manera, observando, desde mi propio principiante y curiosidad, me trajera el amar a los procesos tan importantes para la vida. ⠀

 

A la hora de pintar este reencuentro tengo que dejar que los elementos se asomen para conversar. Ni siquiera lo invoco, me doy cuenta de su propósito más tarde y, abdsorbo y aprovecho, lo que ahí se está mostrando y expresando.  Me ayuda a expandirme y entender el sentido de la espera, del camino, del sintonizar, y en el ponerme a ello, y compartirlo,  poder inspirar el viaje de otras mujeres y hombres en su reencuentro, y sentirme agradecida por ello. ⠀

Si quieres puedes crear tu propio viaje de reencuentro. Puedo ayudarte si quieres. Voy a estar compartiendo publicaciones #vinculozine parecidas a ésta. Van a ser escritos y dibujos del artículo de mi blog "Sostenida y habitada. Nostalgia y ternura" que pueden aportarte inspiración para decidir tomar tu propio espacio de creación de tu reencuentro. ⠀⠀

Gracias

 

Reencuentro 2

Sostenida y habitada - la mirada apreciativa

Bienvenidas a esta ofrenda. ⠀

Aquí, en este espacio, vas a ir encontrando, algunos de los aprendizajes más potentes que me ha ido mostrando mi propio viaje mediante la sinergia del diálogo creativo y la pintura intuitiva.  Generan un vínculo entre ellos, y cuando te permites a ti misma estar entregada a ofrecerte tu propio vínculo, se producen valiosas conversaciones. ⠀

El día nos da la oportunidad de una nueva mirada. Te puedes aportar la inspiración para decidir tomar tu propio espacio de creación de tu reencuentro. Cuando nos dedicamos a nuestra #fertilidadcreativa nos disponemos a construir un espacio de escucha, de diálogo y de habitar en el espacio que estamos presentes. Es por ello que todo el contexto cuando nos disponemos a pintar, a escribir, se vincula con todo aquello que se muestra a ser creado. La herramientas parecen hablarte, dedican trazos únicos para que vayas formando parte, y sentirte en la escucha de dejar que todo se exprese en el papel o en el siguiente color. Dando lugar a una cosa muy importante, tu dedicación a aceptar y adsorver de todo el medio que nos acompaña. A eso me gusta llamarlo: el reencuentro. ⠀

Hay mucha potencialidad en la mirada vincular amplia, tomando en cuenta las cosas como un conjunto. La mirada apreciativa. Las cosas que se muestran no son de nosotros, es de aquello que nos conecta. Estamos contectando en un espacio tiempo... soles, galaxias, estrellas, universos, planetas, humanos como antenas biológicas, y la circulación de lo que lo sostiene, es nuestro propósito esencial de ser quienes somos. ⠀

Por eso apreciar la mirada, el potencial del arte de mirar más allá del límite de nuestra propia piel, hace que la realidad asome de una forma de conexión sincera. ⠀

Cuando pintas y escribes se trazan conversaciones sinceras con vínculos que están ofreciendo tomar una expresión. Y esa perspectiva puede ser muy rica e interesante a la hora de tomarte un sentir para pintar, escribir, crear reencuentros que hablan de lo que conecta y nos da vida ahora.

 

"Probablemente desapareciera, no le importaba, porque eso que había creído ser, ya no era. Se dio cuenta que esa capa que la envolvía eran todas las mentiras que ella misma había ido almacenando. Justamente se vio en la valentía de perderse, totalmente.

Perder la valoración del otro, rendirse a ver algo mucho más grande que el límite de su propia piel. Algo tan grande de lo imaginado, que le permitía verse, ver al otro, Ver. Nunca antes pudo reconocer se mejor. No en sus límites que ella misma conocía, sino en otros que nunca imaginó.

 

Esos límites, en los que tanto temió quedar abandonada, por las miradas y prejuicios de los demás, era precisamente, las coordenadas que la acogerían. Eran esos límites donde se veía, donde siempre se ha visto, solo que la causaba t-error manifestarlo. Darse cuenta del todo. Perdonar esas partes de sí misma, e integrar todas sus piezas con las migas que ella misma se había ido dejando.

Hoy, la mirada del afuera, no es la mirada a valorar, es una interferencia, maravillosa brújula para observar donde hallarse. No hay nada para lo que defenderse de ello. Porque simplemente se manifiesta una brújula. Ella sabe donde hallarse, esa es su seguridad. La lógica de hacer hueco a la intuición que siempre se ha sabido.

Le produce una ternura infinita verse totalmente, entregada en su error de haberse sabido así, y ahora verse completa en absolutamente, su imperfección."

Reencuentro 3

Sostenida y habitada - ella

Como ya te habrás dado cuenta el mundo del sentir nuestros vínculos me resulta realmente apasionante y me hace muy feliz seguir compartiendo mi aporte sobre el Reencuentro contigo misma.

Dentro de ti está ella.

Ella te permite sentir la realidad fiel a ti.

Asumirlo está lleno de renuncia de lo que crees que es posible dentro de tí misma y realmente dejarte sentir la expansión. Lo sé porque lo he vivido. Sé lo que es dejar que suceda el intercambio de incertidumbre por confianza. Y eso tiene mucho que ver con un nuevo sentir salvaje, presente y vivo.

Es muy tentador cuando pintas y escribes ofrecerte la zona cómoda para alcanzar sentirte comprendida, aplaudida, aceptada, y creer que parezca. Pero tu verdad, aquella que te traza conversaciones sinceras con vínculos que están ofreciendo tomar una expansión, no está siendo escuchada.

Tu verdad, ni por remotamente la has conocido antes, y nadie la conoce por ti. La única, que puede vivirla y comunicarse con ella, eres tú misma. Y lo que vas a sentir con tu verdad tiene que ver con tu frecuencia de autorreferenciarte en ti misma e incluir la naturalidad de un origen que sostiene la expresión de todo lo que manifiestas. Tu compromiso en tu reencuentro  es elevar tu frecuencia para ser alcanzada.

Si te comprometes te darás cuenta, que todo se percibe de forma más amplia. Acoger lo que se activa te comunica para dar un paso más real.

No te aseguro que no te parezca extraño, probablemente la sientas en lugares que nunca antes has visitado, pero presta atención, a que todo lo que te ha dado alcance para observarte en ella, tenia el propósito de que estuvieras justo aquí. Justo aquí para que se produjera el reencuentro.

 

"A pesar de no entender, ha ido viviendo, en torno a lo que eso traía. La diferente, y la que no habita en ella misma, porque pareciera que le faltan herramientas y piezas para superarse. Encontrada, en algún lugar, que no pareciera habitable por el resto de las personas. Que no podrían verla, porque simplemente ellos no estaban preparados para poder verse a ellos mismos.

Viniste con un espejo enorme debajo del brazo para saber que era sentirse diferente, para encontrar que ese era el medio para hallarte, para saber que siempre fuiste autorreferente, fiel a ti, y fiel a aquello que siempre estuvo entregado para ser visto.

Pareciera que quizá, tenía que expresarse como todo aquello conocido, porque así perduraría la tranquilidad, la seguridad, el ser vista como todos, el ser reída, acompañada, adherida a algo conocido, porque tal vez salirse del camino era algo muy imposible de imaginar, si era la valoración del afuera la que hacía de su brújula.

Cuando se permitió a sí misma estar en tal nada, simple de vacío, en tierra de nadie, en tierra no habitable, nada más que en aquella entregada a un nada, se vio entera.

Nada tenía que sostenerla. La Nostalgia aparecía como un circuito lleno de nada mostrándole el camino.

...

El acoger lo que se activa, en el asumir lo que se desencadena, estaba la llave, y sin hacer más que dejar que la vida me transite.

Y en el saberse asumida, conlleva un paso más allá, donde los elementos nuevos de la fórmula aparecen.

En el asumir la incertidumbre, de aquello nuevo que aparece,

abre un tránsito que despliega el cauce para ir avanzando y dar un paso real.

Por raro que parezca, eso ha hecho que precisamente haya llegado hasta aquí, por lo que el propósito en ello, siempre estuvo.

Alcanzada para observarme en ella."

 

Reencuentro 4

Sostenida y habitada - dar y recibir

Estamos en el último tramo del aporte del reencuentro contigo misma.

Al reconocer como se eleva tu vibración, al conectar con un lenguaje frecuencial, te darás cuenta que tu perspectiva cotidiana expande todo lo que percibes. Las claves para atravesar este tránsito son tuyas al abrirte a procesos que te invitan a reinventarte y tomar presencia en la realidad.

Eso te va a llamar la atención porque aquello que en ti permites que te viva, con toda tu vulnerabilidad, es aquello que te abona. Te das cuenta que eres tú misma la que te ofreces nutrirte desde el interior.

Tocar y sentir ese vínculo en tí misma y sentir que te fundes con ello, te comunica que forma parte de tí y tú de lo otro. Te permite crear un vínculo porque tú le estás dando una parte de ti y lo otro te va a dar una parte de sí.

 

"Considerar que el amor hacia el mundo, hacia el otro, está en permitir el movimiento dar y recibir, el amor hacia uno mismo permitiendo la nueva versión de todo y en todo. La nueva versión de mí misma en cada instante. Lo nuevo que me abre puertas a un amor totalmente inimaginable. Y ahí, me sorprendo yo misma gestionando este nuevo devenir. Al igual que la hermana tierra, que gestiona su abono, yo misma habito mi terreno de experiencia permitiendo el abono de mis potencialidades.

 

El amor me abona el instante, del mismo modo que las hojas caen y brota la nueva hoja.

La gestión que hago de mi propio devenir es la gran llave que he estado buscando todo el rato. El mismo tránsito que, en mí permito y dejo transcender sobre mí, es aquello que me abona. Nunca estuve lejos de saberme, nunca estuve lejos de saber que yo misma habitaba el mundo. Nunca estuve lejos de hallarme en el otro, nunca estuve lejos de mirarme al espejo, de repetirme lo mismo una y otra vez, de dejarme mensajes, miguitas de pan para ahora realizar el viaje al revés. Nunca estuve lejos de saber que ahora, era momento de poner otros elementos en la fórmula, para saber que era momento de hacer otro paso diferente. Y atreverme a soltarme, de todo. De tu valoración, de mi sentirme segura al lado de un conjunto de personas que hacen lo mismo, de tu integrarme en el mismo grupo, de tu entenderme, de tu amarme, de tu quererme, de tu saberme moral dentro de tus valores, de tu ayudarte y sentir mi utilidad..... todo eso es lo que creo yo misma. Suelto mi creencia y permito que el tránsito me habite.

Atreverme a soltar absolutamente cada una de todas esas cosas, y en el soltarme, ver correr el abono tan amoroso que me habita, para permitir el tránsito que me lleva a mí misma a algo diferente, que nunca estuvo antes, que ahora aparece como nuevo. En aquello nuevo en el que siempre estamos, en la nada, sostenida y habitada. Nostalgia y ternura."