♦

 

Fotografía de Virginia de la Calle

Guardar

¡ Hola a todos !

Me llamo Virginia Navarro y soy la creadora de El Viaje del Sentir.

El vínculo con la Tierra me define de una forma muy natural en cada cosa que hago en mi vida.

Tengo el sentir muy presente e íntimo de que la Tierra está viva.

Soy conocedora de la mutación del planeta y promuevo el puente conector con la transformación del género humano.

La tecnología proporciona una vitalidad y fuerza innovadora en la vida por ser un potencial, como lo es un gas, como lo es el elemento agua, como lo es la inteligencia humana, como lo son las energías renovables. Soy conocedora de su naturaleza potencial, por lo que para mí es muy importante que mi aporte trate de llevar el potencial técnico de esos desarrollos a nuestra vida más cotidiana y acoger los recursos sustanciales que da un sentido a nuestras vidas.

 

Conocí las estructuras espacio temporales a través de la física, la ciencia y la biología y su aplicación en mi ser a partir de la Lógica Global Convergente. Me dí cuenta, de que lo que se trata, es que la gente conecte con su enlace más primigenio y con las estructuras más estables de la Tierra. Es importante que la persona acuda a la simple conexión, ya que sincroniza con el núcleo solar de la Tierra y, por tanto, con las energías femeninas y masculinas que se distribuyen en la percepción de nuestra existencia. Con cada uno de los enlaces que realizamos, se muestra una determinada vibración, que afinan nuestra comunicación. Ese ajuste, va expresando unas cualidades que potencian la simple función de nuestro cuerpo, nuestras relaciones y procesos creativos.

 

Por eso me dedico a crear espacios de observación y amplicación de consciencia, para acompasarnos al lenguaje vital de la Tierra. Dedicarnos a este camino nos hace interiorizar ciclos nuevos y perspectivas que resignifiquen la percepción que hacemos de la vida.

Me ha ayudado mucho mi formación en Psicología, Atención Temprana y Psicomotricidad, para dejarlo a un lado, integrarlo y, redefinir los estados vivenciales en una actualidad. Una de las cosas que me ha aportado resignificar mi formación, ha sido simplificar y aligerar al ponerme más verdaderamente en lo que hay. Me he ido dando cuenta que si tomo en cuenta la cualidad y naturaleza de los tiempos, me va haciendo no quedarme en un techo que suponga un conocimiento mental o de interpretación meramente lineal. Eso es una interpretación conectada a un tiempo pasado que se mantiene inamovible sin conexión con su potencial futuro, y desde ahí, no conectamos con su verdadera naturaleza física, lógica y energética.

 

Mi resonar en esta cosmovisión me va dando recursos para expresar mis aportes, los cuáles me voy dando cuenta que están impulsados al impacto social para el cambio de paradigmas y la construcción de materia desde una estructura innovadora y presente. Mi signo solar es Virgo y mi ascendente es Acuario.

 

 

Además de ofrecer servicios de asesoramiento de cosmovisión y de estructuras espacio temporales, me encanta desarrollar la fertilidad y sexualidad. He ido conectando con mucha de mi sutileza y belleza usando mis espacios fértiles. Me parecen muy importantes pues son nuestros espacios más naturalmente conectados a un tiempo presente. Tienen una ayuda primordial pues van sosteniendo el calibre actual que están suponiendo nuestros cambios. La transformación que estamos viviendo nos va llevando hacia una percepción interna y profunda para ir desarrollando una percepción de un tiempo lento y su desarrollo en diferentes capas de consciencia.

Para eso me dedico a ofrecer acompañamientos de proyectos, conectando con nuestros espacios fértiles, impulsando la fertilidad creativa para cualquiera de nuestros procesos vitales. Cuento con mis herramientas dedicadas al arte, el diseño y la fotografía para conectar mis aportes con tu proyecto.

 

Desde siempre me ha hecho madurar conectar con nuestras potencialidades internas. He ido sintiendo un compromiso hacia mi zona vital más real. El potencial no tiene una naturaleza de disfrute como final sino que, hay una oportunidad de vivir y expresar un sentir único, natural y sobrevenido en cada uno de nosotros. Y que se mantenga por sí mismo es lo que verdaderamente me conecta con un placer más vital.

Para eso me estoy ofreciendo un ritual propio que va madurando a medida que lo voy manifestando y tomándolo en mi vivencia cotidiana. En mi ritual interno, mantengo una profunda e interna conexión con mi sexualidad. Es un ritual de intercambio de energia femenina y masculina y lo voy nutriendo con los recursos que se van expresando en mi proyecto El Viaje del Sentir. Esta unión de energías, mantiene mi sexualidad activa, y mi nivel de maduración vivo. Me es muy natural la expresión híbrida y andrógina, la energía femenina y masculina en plena transformación, por eso me vinculo con ello y permito que vaya movilizando mis pasos en nuevos movimientos de mi cuerpo y en mis propias versiones de mí misma en mi vida.

Con este sentido, mi proyecto lo voy ofreciendo mientras viajo entre la ciudad de Madrid y la zona prepirenaica de Lleida, respetando los cambios que se van dando en mi vida, juntando mis energías masculinas y femeninas.

 

Me siento implicada en la naturalidad que impregna una vida salvaje, presente y viva.

 

Estaré encantada de conocerte.