Aquí viene el instante, ahora puedes jugar con él

con 1 comentario

Mientras me preparada el desayuno escuchaba una radio, un audio que hacía unos días que quería escuchar. De nuevo me veía impactada prestando atención a aquello que no terminaba de entender. Mirándolo, con tranquilidad, mientras sorbía el zumo he visto que de primeras lo que no nos gusta puede resultarnos engañoso. A la vez, parece algo tan tiernamente mostrado, que hoy no me cabía otra opción que disfrutar de lo que se mostraba. Porque a la vez que puedo sentir cierta incomprensión, rechazo y carga ante determinadas cosas, quizá incluso mostrado en personas cercanas, veo cómo se muestra aquello que si estás dispuesta, se puede incluir, y hasta me parece tierno en la manera que se muestra. Probablemente, para nada se muestra en la forma que me había imaginado, no es cómodo de ver si me fijo en el lazo superficial, pero debajo de esas capas observo algo que me abruma.

El día que comenzó en mi a resonar que el proceso del dibujo podría decirme algo, ese día tuve ganas de encontrarme en ello.

 

 

Un comentario

  1. Virginia de la Calle
    |

    Precioso como interpretaste bajo esas capas desde tu dibujar, es una maravilla el cuadro! Transmite ternura, esperanza y cierta nostalgia… Sus colores me empujan a un gran imaginar… Brava!

Dejar un comentario