Ahora, me interesan las bestias

con 1 comentario

D I A    2 6   - 3 3 9

 

Todos los días por estas horas se me repite la nacencia. A las mismas horas me acompaña el despertar, abrir los ojos y escuchar, a través del eje de la vida, el complemento de afuera. Ahí nace una puerta, y la suelo abrir.

Adentro y afuera, ambas cosas. Uno y otro.
Y, de ellos, puedo ver lo que veo.
Eso es lo que veo. Y, para algo que veo, tiene que haber algo que no veo.
¿ Dónde queda lo que no veo? Tengo opciones, una es saber que no lo veo, y eso ya es. Con eso se hace espacio y una puerta, que abre y cierra.
Ahora la veo funcionando, siempre.
La curiosidad es una buena compañía por aquí.

Más opciones, que también son la otra, es observar que ahí justo, abro un tiempo y un espacio.Yo misma, yo.

No lo abre un físico cuántico, ni un gurú, ni un terapeuta, ni un político, ni mamá, ni mi yo fantástico. Yo lo abro.

Aquí huele a comida hecha por mí y que luego comeré.
Me reproduzco fuera de mis límites para verme.
Tengo hijos que ríen en mi vientre.

Y con ese algo que no veo, me he inventado algo parecido a una fantasía, con muchas formas parecidas.
¿Qué hago con la fantasía que me invento en el verme en el no verlo?
Me hago toda una vida.
Entonces a veces, me observo dedicando ese tiempo y espacio a contarme cuentos.

 

No se si te ha pasado últimamente una cosa, que te pillas en todos lados. Me veo cómo dedico mi vida a mis mejores traumas.
Cuando me atacan, el guión dice que salga huyendo.
Ni tiempo me doy a verme en el tiempo dedicado inventándome eso.
Y ni me veo siendo creadora de esos tiempos.
Entonces, los bendigo, por si acaso, con el miedo acompañando para observarme en el barrerme entera.

Estoy aprendiendo la otra.
Cuando me atacan y el guión dice que me quedo ahí, viéndome atacada, donde los traumas son fiestas para mí porque son vivenciables, y al igual que la puerta, funcionan.
Después de todo, ésta es mi fiesta.

Con el festejo me pongo, ahora a propósito, en el verme en el no ver, y me demuestro y me preparo todo un tiempo y espacio para demostrarme que eso es vivenciable.

Estoy aprendiendo mucho, mucho más de lo que inventa esta comparación.
Ahora real. Esta bestia, se muestra, y me muestro.

 

 

 

Guardar

Los hijos ríen. Yo me río.
Me veo en el trauma, en el error, en un trazarme esperando lo siguiente, y la posibilidad de unirlo con un vínculo disponible. Ese trazo hacia adelante tiene una perspectiva inversa, y al igual que esa puerta, funciona.
Hay muchas formas de usar un espacio, ésta es una.

 En todo aquello que tiene un adentro, se despliega la perspectiva de un espacio y tiempo que he preparado para demostrarme.

 

 

 

Guardar

Ahora me interesan las bestias. Me demuestran que son vivenciables y asumiendo en mi vivencia, eso es vivenciable, no es traumatizable solamente.
El trauma es una versión, y su inversión lo que ahora se despliega si lo vivo.

Y, el resto, como ponerte en la postura que necesitas para destraumatizarte, ¿eso? eso sobra.
Puedes ya saltarte esa parte y usarla como combustible. Está esperándote.

En serio, va esto. No entendemos ni la cuarta mitad de lo que ocurre, sin embargo sí vivimos enteramente lo que es. Eso es demostrable. Eso sí que está definido.

Y mientras, esto que escribo es y no es.
Entonces, sobre nada está todo, y es nada. Ahí entonces para qué llevar carga inventada. Ahí la carga reclama vivenciarse, ella es, y se digiere, por eso es carga.
Carga de energía vital.
Carga de potencial real y legítimo.

Y que la mierda es utilizable. Por si no te has enterado todavía.
Ríamos juntos.

#dialogocreativo #comunicacioncontucentro #desdeelvinculo

Te cuento más por aquí.   Una propuesta para este diálogo creativo.

Un comentario

  1. Virginia de la Calle
    |

    Si me R I O, cual R I O el agua fluye
    #dialogocreativo #comunicacioncontucentro #desdeelvinculo

    Gracias por recordármelo Vir 🙂 Me encanta el mirar de tu pintar y el mundo en el que habita, dan ganas de meterse dentro!

Dejar un comentario