Tenemos una herramienta de lo más innovadora incluyendo una percepción en desarrollo.
En el Viaje del Sentir integramos diferentes lenguajes para apoyar y fomentar la construcción de estructuras que reflejen nuestra participación en un desarrollo.
Tomar espacios fértiles es una invitación a vivir la fuerza creativa a través de las herramientas del momento y la comunicación de los materiales.

 

Los aportes de la fuente integradora de la que deriva todo, se refleja en nuestra manera de pensar, sentir, vivir en la comunicación con grupos y estructuras, nuestro contexto y el ahora. Fortalece la potencialización de la toma de conciencia como herramienta del momento que innova la estructura básica de nuestras percepciones y de cómo vivimos.

El Viaje del Sentir impulsa potenciales en espacios fértiles. Habitar un espacio fértil siginifica tomar la invitación a vivir la fuerza creativa a través de las herramientas del momento y la comunicación con los materiales. Poner el cuerpo en el lugar donde suceden las cosas se le potencia como conector de un proceso que sucede de forma natural.
¿ Quieres tomar la oportunidad de acercanos entre nosotros como compañeros y crear nuevas formas de trabajo reales, sostenibles, con una inspiración natural y rodeada de tu propio espacio cotidiano?
Me interesan los procesos que llevas a cabo en tus proyectos.

HOLA, SOY VIRGINIA NAVARRO

El Viaje del Sentir es una metodología que aplicamos a nuestra vida diaria.

Acompaño a personas en procesos fértiles de cambio,
aprovechando los conflictos y bloqueos como intervenciones creativas
en nuevos entornos de apertura e implicación mutua.
Y lo hago a través de herramientas naturales de apertura y comunicación,
como el arte, la ciencia, la biología y la conciencia.

Tú y yo formamos parte del entorno de una forma orgánica.
El entorno es fértil y responde a nuestra implicación.

Siento que es importante colocarnos en el lugar donde nos damos cuenta.

Abrir e incorporar nuevas posibilidades en nuestro cuerpo,
y aplicarlo a nuestro momento vital de forma cotidiana, el cual

estamos compartiendo, nutriéndonos y contribuyendo todos

con nuestros procesos que hacemos poco a poco.